Alguna vez ha preguntado si existe una especie de “otra vida virtual”? Un lugar desconocido a donde van a parar los datos que se nos pierden de nuestras páginas sociales, o ¿qué podemos hacer para librarnos de éstas? ¿ O si alguien muere y la familia decide borrar sus perfiles en la red?

Borrarnos de internet es mucho mas difícil de lo que creemos, esa tecla llamada Delete no parece ser muy eficaz a la hora de desaparecernos, prueba de ello es que ya las redes se han llenado de empresas dedicadas exclusivamente a borrar nuestros datos de las páginas web, algunas de ellas con nombres tan directos como: salirdeinternet.com.

También los despachos de abogados especializados en la materia, se están viendo abrumados por clientes empeñados en borrar sus huellas online. Existen además iniciativas como la de un grupo de programadores de la Universidad de Sarre, en Alemania, que trabajan en un software para que los contenidos subidos a Internet tengan una “fecha de vencimiento”.

El universo Web no sólo tiene una enorme capacidad para reproducir y difundir información, puede conservarla por mucho tiempo, causando problemas y dando lugar a la aparición de nuevos derechos, impensables antes de Internet.

Un importante, serio y prestigioso profesional de hoy, puede haber sido diez años atrás un adolescente que en una noche de juerga aceptó el reto de sus amigos y se desnudó en la calle, o jugó a ser Baco; o una esposa abnegada pudo haber tenido una adolescencia un tanto picante, cosas de la juventud, dirán a su favor, pero no ¿tiene derecho ese profesional o esa dama a intentar que, una década después, desaparezcan de Internet la pruebas de sus años locos?

Al parecer sí lo tiene. El “derecho al olvido” en Internet comienza a ser demandado por algunos usuarios.
 No tienen los ciudadanos o no deberían tener el “derecho a ser olvidados” cuando sus datos dejen de ser necesarios o cuando deseen que se borren. Miguel Sumer Elías, abogado especialista en derecho informático y nuevas tecnologías y Director de Informática Legal, no tiene ninguna duda acerca de la pertinencia del derecho al olvido en Internet.

El bien a proteger en este caso es la reputación, explica Elías, y agrega que “todos tenemos derecho a velar por ella, lo que implica poder elegir qué queremos mostrar de nosotros y qué no”. Para él, el derecho al olvido debe ser bien regulado porque, entre otras cosas, un error de la juventud nos puede condenar de por vida.
 En el mismo sentido, Daniel Monastersky, letrado a cargo del sitio Identidadrobada.com , señala que ahora el currículum de cualquier persona es lo que hay en Internet sobre ella.

Y cree necesario que pueda ejercerse un derecho al olvido. Sin embargo, estima que en algunos casos su efectivo ejercicio sería muy difícil. “En algunas situaciones el derecho al olvido es de cumplimiento utópico, porque una foto, por ejemplo, podría replicarse en Internet en cientos de sitios diferentes; y si es así, es posible que no se la pueda bajar nunca más”, dice Monastersky.

El debate sobre el derecho al olvido en Internet apenas está comenzando. Y uno de sus puntos más relevantes está centrado en la libertad de expresión.

La polémica está servida, si usted decide “morir” en las redes sociales le espera un auténtico infierno, habrá que armarse de paciencia, cruzar los dedos y dedicar muchas horas al borrador virtual, si está dispuesto a eso con tal de eliminar años locos de juventud, ánimo. He aquí algunas pistas para empezar:

  1. Facebook: Link directo para borrar la cuenta de Facebook, en cuanto logre cumplimentarlo se borrará todo el contenido y no lo va a poder recuperar.
  2. Linkedin: Este es el link para cerrar la cuenta pero si se arrepiente, puede intentar con este número +1-650-687-3600 para que vuelvan a activar la cuenta, dependiendo del país en que se encuentre.
  3. MySpace: tiene el sistema más tortuoso, si no funciona hacer click en My Account, luego Account y finalmente Cancel Account… tiene que mandar un e-mail a help@support.myspace.com pidiendo ayuda que se la van a dar si envía una foto suya con su MySpace Friend/Profile ID para que la gente de soporte la compare… WTF
  4. Amazon: directamente desde el formulario de contacto hay una opción directa de “Close My Account”
  5. Paypal: entre en su cuenta de PayPal, haga click en “Profile“, luego en “Close Account” y listo; si hay problemas deberá llamar a soporte.
  6. Twitter: Click en Settings, luego en Delete.. listo
  7. Flickr: por favor… tengan cuidado, si hacen click en este link Flickr va a borrar todas sus fotos y videos y no los va a recuperar… aunque quizás eso es lo que quiera.

Facebook, Twitter, Linkedin, MySpace… Si las redes sociales han podido con usted, o no tiene tiempo, o simplemente se ha cansado de tanto vaivén, tiene dos caminos, el largo y tedioso de intentar darse de baja manualmente, a través de la opción correspondiente que la configuración de su cuenta debería tener disponible, aunque muchas veces está tan escondida que parece secreta, o la más rápida y hasta divertida: pasar por la página Web 2.0 Suicide Machine, un servicio para que borre su perfil en diferentes redes sociales.

Internet es una maravillosa herramienta, infalible para ser inmortales, pero si deseamos es desaparecer, la cosa se pone cuesta arriba.

Por Ladypapa, colaboradora de Soyperiodista.com

Fuente: ElEspectador.com

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.