Foto: Policía Metropolitana

Foto: Policía Metropolitana

Martes 20 de noviembre de 2012

Había sido denunciada por el FBI, pero operaba desde la Argentina.

Una banda que se dedicaba al tráfico de imágenes de pornografía infantil fue desbaratada tras una serie de allanamientos.

Los operativos fueron llevados a cabo por la división Investigaciones Telemáticas de la Policía Metropolitana, tras una denuncia realizada por el FBI a través de Interpol.

La agencia estadounidense detectó que desde Argentina se estaba realizando un tráfico de imágenes pornográficas infantiles, informaron fuentes de la Metropolitana.

La investigación se llevó a cabo durante más de cuatro meses. Policías de la fuerza local exploraron la red en profundidad para detectar el punto de partida del delito. “Estos rastrillajes se realizaron mediantes parámetros de búsquedas a través de exploradores, buscadores y programas específicos que permitieron detectar ‘la punta del ovillo’, y luego se puedo seguir a través de toda la web hasta llegar al objetivo”, aseguró el Comisionado Gabriel Rojas, jefe del área.

Allanamientos

La investigación en la Red dio lugar a que pudieran realizarse varios allanamientos. Durante los procedimientos se secuestraron gran cantidad de computadoras, teléfonos inteligentes, dispositivos de conectividad, consolas de juego, cámaras digitales, pendrives, dvds y discos de almacenamiento.

Los allanamientos se realizaron en una vivienda ubicada en Pablo Podestá, en un Ciber de Balvanera y en la vivienda de un hombre detenido en el ciber.

También se imputó al encargado del lugar, de nacionalidad China, ya que había menores navegando en internet sin los filtros pornográficos adecuados. Los jóvenes fueron entregados a sus tutores.

El establecimiento ya había sido clausurado e inspeccionado en varias oportunidades por la Agencia Gubernamental de Control y la Policía Metropolitana. En todos esos procedimientos se habían detectado principalmente la falta de los filtros necesarios. Además, desde este lugar surgieron la mayor cantidad de conexiones IP a través de las que se subían las imágenes de pornografía infantil detectadas por el FBI, por este motivo el comercio fue clausurado.

Los detenidos e imputados en los últimos procedimientos quedaron a disposición del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravenciones y de Faltas Nº 15 a cargo de la Dra. Susana Parada.

Fuente: La Nación

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.