Negocios digitales22/06/2013

Las páginas de compra-venta ofrecen la opción de vender productos a bajos costos. De este modo, particulares se convirtieron en mini pymes. Las claves pasan por escuchar las sugerencias de potenciales clientes y por la capacitación.

Para aquellos que no cuentan con el dinero suficiente para montar un local propio, ni para solventar los gastos de alquiler, servicios, impuestos, etc., la Web podría ser una opción indicada. Específicamente, los sitios que permiten la compra-venta de productos son la reciente Ala Maula de Ebay, uno de los sitios de compra-venta más importantes del mundo, y la legendaria Mercado Libre, que en su momento tuvo como contracara a De Remate.com y luego terminó absorbiéndola.

Ambas páginas ofrecen opciones para quien quiere vender un producto, ya que las publicaciones estándar son gratuitas (también hay otros tipos de publicaciones pagas para ganar visibilidad) y duran dos meses, con la opción que el sistema republique el producto una vez terminado ese plazo.
En las páginas se hallan desde empresas ya constituidas hasta muchísimos emprendedores que se valen de usuarios o nicknames para interactuar y muchos se animan a llevar adelante su primera empresa. Detrás de cada uno se esconde una historia de vida.
El caso de Laura, cuyo usuario de Mercado Libre es “Herrerman”, ejemplifica esto. Laura se animó a vender las parrillas que fabrica su novio Mariano, que es maestro mayor de obras: “Herrerman surgió al principio con otro fin, que no era el de transformarnos en una pyme ni mucho menos. Comencé pidiéndole a mi pareja que me diseñe algo que yo pudiera vender por Internet para sostener mis gastos de la facultad (soy estudiante de Sociología en la UBA). Él tenía un pequeño taller de herrería y me construyó un modelo.” Laura, de 45 años de edad, cuenta que lo que buscaba es una parrilla que resulte funcional al usarla, durable, fuerte, cómoda, integrada, móvil, económica y de calidad. “Teníamos una cuenta en Mercado Libre y era lo más práctico para la venta esporádica que esperábamos tener, pero la situación cambio rápidamente, el primer mes vendimos una, el segundo tres, el tercero cinco y, cuando llegamos a diciembre, estábamos vendiendo más de 80 parrillas mensuales, y todo en menos de un año”, indica.
Hasta ese momento, las parrillas que vendían eran el mismo modelo que las que Laura había pedido a su novio un año atrás, pero el pedido específico de un usuario hizo que tuvieran sumarle una cuota de innovación al producto. “Me consultó un usuario si podíamos hacer una parrilla de un tamaño más generoso y fue un desafío porque en ese tamaño había que repensar toda la construcción. Construimos la primera parrilla móvil de 1,75 m completamente revestida en refractarios.”
La clave del caso de Laura no fue tanto la inversión sino el ingenio y la capacitación. Asistía mensualmente a los cursos gratuitos que brindaba la página de compra-venta para darle tips de venta y el resto fue escuchar las dudas, preguntas y sugerencias de los usuarios. “Ellos son nuestros generadores de ideas para mejorar el producto.”
Los compradores de las parrillas no son, como pudiera pensarse, sólo gente a nivel local, sino que gracias a Internet hoy llegaron hasta el mercado de Chile, Brasil, Estados Unidos e Israel.
Otros casos se suman al de Laura, sólo por citar algunos, el de Norma Suárez, que lleva adelante un negocio virtual con su hija basado en la venta de artículos de cuero usados. Norma compra las camperas de cuero usadas en subastas y las revende. Sus principales clientes son casi un 80% del interior del país. También la pyme SHOES_BAYRES creció mucho en lo que va del año pasado a este. El responsable, Horacio, ya pudo dejar su trabajo para dedicarse de lleno al comercio electrónico de zapatos de marca. Ejemplos que demuestran que a veces sólo hay que animarse y con tener unos pocos productos en cartera y probar con venderlos, no se pierde nada.
Algunos tips para vender bien
Para comprar y vender en sitios como Mercado Libre o Ala Maula es necesaria tener en cuenta ciertas condiciones. Para vender hace falta que se conozca en detalle qué es lo que estamos ofreciendo y tener en cuenta que el que compra quiere desde el estado en el caso que sea usado, detalles, uso, dimensiones, colores, funcionamiento. La descripción pormenorizada funciona muchas veces mejor que una foto. Una buena presentación del producto es el punto crucial para concretar una venta exitosa y para esto es fundamental una foto bien tomada, con buena luz y si se van a vender más de un producto, es fundamental que en las fotos aparezcan todos los productos juntos y no por tandas o separados.
Para saber a quién comprarle y a quién no, en el caso de Mercado Libre se cuenta con un sistema de calificación con la reputación de los vendedores. Cada vez que éste realiza una compra o venta exitosa, su reputación sube. En Ala Maula con sólo registrarse, se puede interactuar y conseguir los datos de la otra parte, pero no hay un sistema de referencias claro.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.