Chica chateando

12/02/2014

Artículo original escrito por: Florencia Halfon-Laksman.

Un trabajo de la ONG Save the Children y de Chicos.net revela que el 11% dice que, aunque diría que sí a la propuesta, luego no iría. Y un 18% piensa que lo haría acompañado. La mayoría apenas sabe algo sobre el uso seguro de la Web.

El 36% de los adolescentes asegura que acepta una cita cara a cara con una persona que conoce por Internet. En paralelo, el 84% manifiesta saber “algo, poco o nada” sobre sus derechos y responsabilidades para el uso seguro y responsable de la red. Así lo informó un informe que fue revelado ayer, en el marco del Día Mundial de la Internet Segura.

El informe constituye los resultados preliminares de un estudio realizado por Chicos.net y la ONG Save the Children, y fue realizado sobre 1189 adolescentes de entre 13 y 18 años, con alta o media propensión tecnológica, residentes en zonas urbanas de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Allí se detalla que ese porcentaje de chicos que aceptaría un encuentro personal con alguien que conocieron por la Web está formado por un 15% que aceptaría esa cita pero no asistiría; un 18% que asiste acompañado; y un 3% que asiste con el argumento de “tener mayor intimidad”.
Según Marcela Czarny, presidenta de Chicos.net, el informe deja en evidencia “la necesidad de educar para una ciudadanía digital activa responsable y productiva, que requiere de la construcción de un entramado en donde los valores, el respeto y el cuidado de uno y de los demás sean sustrato de cada interacción”. Además, la especialista destacó: “En este punto, los adultos responsables llevamos la delantera.”

Poca información

Sólo un 16% de los jóvenes con quienes se realizó este estudio dijo sentirse “muy” informado. El 79% manifestó haberse enterado acerca de sus derechos y responsabilidades a través de los medios de comunicación, mientras que el 68% dijo haber recibido la información de parte de sus padres. Czarny asegura que “ser responsable implica tomar conciencia de que uno es un sujeto de derecho, igual que los demás. Y eso es ley, dentro y fuera de Internet.” Consultado por Tiempo Argentino, el abogado en Derecho Informático Miguel Sumer Elías, director de Informaticalegal.com, analizó: Somos la primera generación de la historia que tiene que lidiar con este fenómeno de Internet. Esto significa que no hemos recibido de nadie ningún tipo de educación sobre cómo usarlo de forma responsable y segura. Somos analfabetos en el tema y encima tenemos la responsabilidad de educar a la nueva generación con una formación prácticamente nula.
El abogado reconoció que los chicos que están todo el día en la Web no van a tomar así nomás un consejo que venga de parte de un adulto y advirtió: En Internet falta la ‘sensación de inseguridad’ porque, en la vía pública, por ejemplo, uno camina por un callejón oscuro y el cuerpo emite alertas. Esa sensación no se siente en Internet.
En el estudio de Chicos.net, el 52% dijo percibir que las ventajas de la tecnología también conllevan riesgos, que pueden consistir en situaciones de engaño, violencia y acoso. El 29% de los encuestados dijo que acepta conversar sobre sexo a través de Internet. En algunos casos, lo hacen si la persona les resulta atractiva, en otros aseguraron “acepto para aprender” y otro grupo declaró que no da información personal. También fueron consultados acerca de cuál es la reacción frente a una agresión o bullying. La mayoría sostuvo que se retira de esa conversación, aunque el 18% de los encuestados dijo que responde a la agresión. Un sector minoritario aseguró que apela al diálogo para exigir respeto. Frente a una agresión a otra persona predomina la actitud de ignorar el hecho, no meterse (49%) y en segundo lugar la de involucrarse para avisar al agredido. También en este caso, el último lugar lo ocupan quienes intentan exigir respeto a quien agrede.

Buenas intenciones

El Día Mundial de Internet Segura (Safer Internet Day) es una iniciativa que comenzó a implementarse en 2004 con el fin de difundir los peligros de la Web e intentar que se convierta en un territorio cada vez más confiable, sobre todo para los más chicos. Por ello se aprovecha la fecha para concientizar a todos los usuarios a través de consejos y recomendaciones (ver aparte). Este año, la campaña alcanza a los 28 países de la Unión Europea y a más de 100 en el mundo.
En el marco de esa campaña, ayer la empresa Walt Disney Latin America realizó distintos encuentros en sus sedes del mundo para concientizar sobre las prácticas responsables y seguras en el juego online. Es parte de su propuesta “Amigos Conectados”, que fue lanzado en Argentina en 2012. El programa, que a su vez es implementado por la asociación Chicos.net, capacitó a docentes de escuelas de Capital y Gran Buenos Aires sobre el uso responsable de las tecnologías e incluyó la entrega de un kit para que el docente pudiera enseñar a sus alumnos sobre el uso responsable de las tecnologías a través de recursos didácticos. “Así como hace décadas se debatía si había que tener o no educación sexual en los colegios y luego pasó a ser una materia, ahora las escuelas y la ciudadanía también deberían educarse sobre estos asuntos”, resumió el abogado Sumer Elías, que suele recorrer algunos municipios para entregar programas con ese fin.  «

Tres situaciones

Los especialistas les aconsejan a los niños y adolescentes mantener al tanto a padres, maestros o a algún adulto de confianza en determinados casos:
  • Preguntas: Cuando sean contactados por redes sociales por un desconocido que haga preguntas personales.
  • Pedidos: Cuando un conocido o desconocido pida las fotos del menor sin ropa o en poses provocativas.
  • Propuestas: Cuando un desconocido proponga un encuentro cara a cara.

Ley sin reglamentar

Desde el año 2008, la legislación argentina incluye la Ley 26.388 de delitos informáticos, que sanciona a aquellos que invaden la privacidad de otros a través de Internet, para robar datos, dinero o con fines sexuales. En septiembre del año pasado, además, la Cámara de Diputados aprobó y devolvió al Senado la conocida “Ley de Grooming”, que penaliza las acciones deliberadas de una persona adulta para ganarse la confianza de un menor a través de Internet con fines sexuales.
El proyecto había sido aprobado en el Senado en diciembre de 2011 y los diputados lo modificaron para que no se condenara con las mismas penas el intento de abuso y la concreción del abuso. Allí surgió el debate acerca de si era o no necesario tipificar ese delito que comienza en Internet, cuando en realidad el abuso de menores ya está penalizado. Finalmente, a fines del año pasado, el Senado aprobó el proyecto original, sin modificaciones, pero aún no ha sido reglamentado.
Cuando eso ocurra, será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por intermedio de identidad falsa, mediante la utilización de cualquier medio electrónico, cometiere acciones destinadas a ejercer influencia sobre un menor para que este realice, a través del mismo medio, actividades sexuales explícitas o actos con connotación sexual. Y la pena será de dos a seis años cuando el material pornográfico obtenido a través de esa conducta sea utilizado para obligar al menor a hacer o no hacer algo en contra de su voluntad. Según Unicef, el 30% de los adolescentes dice haber sido víctima de acoso sexual en el chat, pero muchos no se lo cuentan a sus padres por miedo a que les limiten el acceso a Internet.

Sugerencias para estar tranquilos

  • Pensar.  Es importante pensar dos veces antes de subir una foto, un video o un comentario porque puede causarnos un daño o dañar a otros.
  • Upload. Lo que se sube a Internet, ya no puede bajarse. Aunque se borre en algún lado y se dificulte su acceso en los buscadores, quedará en otro.
  • Tomar conciencia. Pocos jóvenes son conscientes de las consecuencias de sus publicaciones y por ello es necesario asesorarlos y advertirles los riesgos.
  • Ocupar espacios. Quienes no ingresen en las redes sociales serán ingresados por otros y eso podría dañar nuestra imagen pública. Por eso conviene que sea uno quien ocupe esos espacios. Los especialistas aconsejan contar con un perfil en Twitter, Facebook y Linkedin.
  • Contraseña. Tener una para cada cuenta ayuda a minimizar las posibilidades de que la cuenta sea robada.
  • Los mails. Si llega un mail sospechoso o de alguien desconocido, conviene enviarlo a la bandeja de Spam o eliminarlo porque podría comprometer la información de la computadora.

Fuente: Tiempo Argentino

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.