Artículo original publicado el 22 de abril de 2014 en Diario Judicial

El fiscal de la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, concluyó una investigación y promovió la acción penal contra Taringa y una página web por la reproducción de obras de Jorge Luis Borges sin autorización. Los detalles del caso iniciado por María Kodama, viuda de Borges.

maria-kodama.jpg_433_770_cEl pasado 11 de abril, Ricardo Sáenz dio por concluida una investigación preliminar sobre la publicación de obras de Jorge Luis Borges en el sitio web Taringa! y el portal de internet Planeta Sedna.

La investigación se inició a partir de la denuncia de María Kodama, “heredera única y universal” de la obra del escritor en la que expresaba había una violación de los derechos de propiedad intelectual de la obra de Borges.

Para el fiscal Saenz en la investigación “quedó demostrado que los sitios referidos efectúan o facilitan la reproducción de las obras de Borges sin ninguna autorización de la titular de los derechos de propiedad intelectual”.

Por lo que promovió la “acción penal pública” contra los responsables legales de los sitios “www.taringa.net”: Alberto Nakayama, Matías Botbol y Hernán Botbol y Agustina Marquiegui Mc Loughlin; y contra el responsable legal del sitio “www.portalplanetasedna.com.ar”: Claudio Arnaldo Pellini.

Según la investigación del fiscal, con respecto a Taringa, dice: “La reproducción de la obra de Jorge Luis Borges en el sitio web “Taringa” es parte de un emprendimiento comercial de gran envergadura” ya que “no se trata de un sitio realizado por estudiosos de la obra de Borges, ni se advierte un objeto intelectual o periodístico, sino más bien que nos encontramos en presencia de un negocio donde la reproducción ilegal de la obra intelectual ajena es uno de los medios para lograrlo”.

Por ello, “ese negocio abarca el inmenso volumen de tráfico web generado por los “posts” o aportes de usuarios, lo que a su vez genera en “Taringa” una importante comercialización de publicidad con enormes ganancias, ya que a cuanto más visitas tiene un sitio, más cara es la publicidad en ese sitio”, dice el fiscal.

En el caso del portal Sedna “este sitio contiene un sistema de “Descarga Premium” de libros de Borges donde existe un recuadro para escribir un número de teléfono celular para recibir un código de descarga. El usuario de ese sistema de “Descarga Premium” abona una suma mensual que el sitio cobra por brindar este “servicio””.

Desde la fiscalía se pidió la intervención de la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal. Su apoderado legal, Dr. Fernando Soto está llevando ante la justicia nacional y de los Estados Unidas las acciones legales pertinentes.

Ahora la causa pasó a manos del juzgado de Instrucción 48 que deberá confirmar o rechazar la denuncia.

Fuente: Diario Judicial

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.