Artículo original publicado el 1 de mayo de 2013 por Eliana Álvarez en Colombia Digital

Hackaton¿Qué tanto de lo que se dice de ellos es verdad o mentira? De alguna manera, la opinión pública se ha formado una serie de conceptos errados en torno al significado de la actividad de los hackers.

Nuestra percepción sobre el “hacktivismo” ha sido predispuesta en el sentido que tendemos a percibirlo como un demonio y un acto perjudicial1. De ahí que los ciberdelitos o ataques informáticos sean asociados a algún tipo de protesta o irreverencia contra el orden el establecido. A partir de tales concepciones se mezclan los términos, hackers, crackers o hacktivistas, los cuales tienden a ser vistos como similares o iguales, cuando de acuerdo a sus actividades son totalmente disímiles.

  • Hacker: personaje apolítico, que solo lucha por sus compañeros, por la libertad de la información o por sí mismo.
  • Cracker: su objetivo es crear virus e introducirse en otros sistemas para robar información y luego venderla al mejor postor.
  • Hacktivistas: emplean sus habilidades en los sistemas informáticos con fines políticos y sociales. Es decir, juegan al ataque y realizan lo que ellos llaman la Desobediencia Civil Electrónica (DCE)2.

Su presencia en el ciberespacio ha cobrado más valor durante el último siglo debido al auge de las tecnologías de la información. Y con ello, las transformaciones surgidas a partir de una era digital que cada vez más obligan a los individuos a depender de Internet y a trasladarse a las plataformas virtuales para acceder instantáneamente a cualquier tipo de contenidos.

En ese sentido, ellos, los hackers, crackers y hacktivistas han utilizando sus amplios conocimientos y técnicas en los sistemas informáticos para desplegar movimientos alrededor del mundo en contra de políticas, leyes estatuarias; o por el contrario, simplemente satisfacer sus intereses intelectuales. ¿Cuáles han sido esos episodios memorables en la historia de estas comunidades?

  1. David L. Smith (1999): Smith creó el virus “Melissa”, el cual se propagó rápidamente a través de correos electrónicos, provocando pérdidas en 80 millones de dólares a empresas norteamericanas. Este hecho ha sido considerado uno de los episodios de infección masiva más importantes en la historia de los virus informáticos. En ese entonces, Microsoft, Intel o Lucent Technologies bloquearon sus conexiones a Internet debido a los daños de “Melissa”.
  2. Sven Jaschan (2004): con tan solo 17 años, Jaschan creó el gusano informático “Sasser”, el cual atacaba directamente los sistemas operativos Windows 2000, 2003 Server y Windows XP. En ese entonces, fue el causante del 70% de los problemas que vivió Internet en 2004. Microsoft ofreció una recompensa de USD$250 millones a la persona que delatara o entregara información relacionada con el autor de los ataques. Hasta el momento se conoce que solo en Alemania el ataque informático causó pérdidas que superan los 150 mil euros; mientras que alrededor del mundo el virus afectó al menos 18 millones de ordenadores.
  3. Michael Calce (2000): con tan solo 15 años, hackeó simultáneamente las páginas web eBay, Amazon y Yahoo!, durante San Valentín, a través de ataques de denegación de servicios (DoS), los cuales consisten en una sobrecarga del consumo del ancho de banda, provocando una pérdida de conectividad de la red. El adolescente fue capturado, luego de sobreexponer su hazaña a través de diferentes chats online.
  4. WikiLeaks (2010): a comienzos de dicho año tomó lugar uno de los eventos más polémicos que alguna vez hayan pasado sobre el ojo del huracán de la opinión pública, fue el vídeo que reveló WikiLeaks protagonizado por un grupo de soldados norteamericanos en Bagdad (se le conoce como Ataque aéreo en Bagdad del 12 de julio de 2007). En este se ve, como los militares abren fuego indiscriminado desde dos helicópteros Apache, contra un grupo de 12 personas, entre las que se encontraban un reportero de la agencia periodística Reuters y su ayudante. Los soldados actuaron bajo el supuesto de que se trataban de insurgentes armados.
  5. Anonymous (2012): luego de que el servicio de almacenamiento Megaupload fuera dado de baja por el gobiernos de Estados Unidos y de Nueva Zelanda, fundamentandose en la violación de derechos de autor y propiedad intelectual, Anonymous “vengó” esa decisión atacando en simultánea los sitios web del FBI, el Departamento de Justicia de EU, la Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA), la Asociación Cinematográfica de América (MPAA), y Universal Music. Hasta el momento este ha sido considerado uno de los ataques más fuertes en la historia del grupo hacktivista.

Fuente: Colombia Digital

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.