Tras ocho meses de investigación, se realizaron 15 allanamientos y se imputó a 11 personas. Dos de ellas fueron acusadas por abuso sexual agravado. Sin embargo, todos recuperaron la libertad porque ninguno tenía antecedentes.

Luego de ocho meses de investigación y 15 allanamientos simultáneos, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía Porteña (CIJ) logró desbaratar una banda de pedófilos que operaba a nivel nacional y tenía vinculaciones internacionales. Además, se detuvo a once personas, dos de ellas muy complicadas por el delito de abuso sexual agravado, y se constató que hay producción nacional de pornografía infantil.

Según confiaron a Clarín.com fuentes judiciales, “la investigación se inició por un informe de Interpol Alemania, en una operación bautizada Burger Zentrum. Allí logran dar y detener a un pedófilo muy importante en Hannover” y se logra también establecer vínculos internacionales en 30 países, entre ellos la Argentina.

“Se mantenían comunicados vía Internet y participaban de foros donde la jerarquía de sus miembros estaba dada por la importancia del material que subían. Por ejemplo, este pedófilo detenido en Hannover había subido imágenes suyas manteniendo sexo con una niña”, explicaron.

Con esta información, Interpool le pasó al CIJ los datos que tenía de la Argentina y, a partir de allí, se hizo un seguimiento de los nicks de cada uno de los argentinos que participaban en esos foros. Así, la Justicia autorizó que el martes se hicieran 15 allanamientos en las provincias de Salta, Jujuy, Santa Fe, Neuquén y Buenos Aires; y específicamente en Rosario, Laferrere, Morón y Mar Chiquita.

En total fueron 15 los allanamientos que se llevaron a cabo en simultáneo en todo el país y contaron con la colaboración de Gendarmería y Prefectura. “Se incautaron computadoras con gran cantidad de archivos, revistas, cds, DVD y VHS con contenidos pedófilos”, indicaron.

En Neuquén, por caso, “Gendarmería esperó todo el día a que el sospechoso se conectara, y cuando lo hizo entró en su domicilio y lo halló chatenado con una menor”, relataron. Mientras que en Salta, al allanar uno de los domicilios “encontraron que en el lugar funcionaba un centro de copia de CD con contenido pedófilo”.

Aunque, fue en Mar Chiquita donde la realidad se confundió con la ficción: “En la vivienda del imputado había un placard que tenía una doble puerta y daba a otra habitación en la que se encontraron todo tipo de elementos sadomasoquistas. Era como un sex shop. También había mucha ropa interior de nena”.

En los casos de Neuquén y Mar Chiquita enseguida se dio intervención a la Justicia local, ya que se encontraron pruebas suficientes para imputarlos por el delito de abuso sexual agravado. “La complicación es que no sabemos quiénes son las víctimas”, confiaron.

El Fiscal a cargo de la instrucción de la mega causa es Mauro Teresko, quién a su vez coordinó el operativo a nivel Nacional. En la Ciudad de Buenos Aires, el juzgado N°23 a cargo de Norberto Circo fue el que autorizó el allanamiento.

“La mala noticia es que de los 11 detenidos todos recuperaron la libertad ya que ninguno tenía antecedentes; y además se los arrestó por poseer material pornográfico infantil, un delito que en el país está penado con hasta cuatro años de prisión. En cambio, el abuso sexual tiene penas de hasta 15 y 25 años de cárcel, según la edad del abusado”, explicaron.

Aunque, advirtieron: “Todos quedaron imputados en esta mega causa. Lo bueno es que se desbarató la red pedofilia y que se constató que en el país se produce pornografía infantil, algo de lo que no teníamos pruebas hasta el momento”.

Fuente: Clarin

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.